Zarzuela maniobra para proteger a la infanta Cristina de los medios

Comparte este artículo:

La maquinaria “no oficial” del palacio de la Zarzuela se ha puesto en marcha por la inminente comparecencia de Iñaki Urdangarín ante el juez Castro. Si hace unos días dicha maquinaria aconsejaba al duque que actuara como “yerno real” y no como personaje televisivo, huyendo a la carrera de las cámaras, ahora se ha dirigido al sindicato Manos Limpias, personado en la causa, a través de una llamada de los responsables de la Casa de su Majestad.

En dicha conversación se solicitaba, como favor especial, que los integrantes de Manos Limpias no se exhibieran en los medios hasta que no declarara Urdangarín. La razón que daban era que de esa forma se evitaba la contaminación del proceso “ya de por sí mediatizado” y no se desviara la atención hacia la infanta Cristina. Según la información recabada por este periódico,  esta petición tendría que ver con la participación de los integrantes de esta organización en programas de televisión y radio, así como con sus últimas declaraciones en prensa escrita.

Esta petición coincidiría con el traslado que el juez Castro ha dado a las partes personadas para que presenten escrito de alegación en el plazo de cinco días sobre la solicitud que realizó  Manos Limpias el 15 de febrero de imputar a la infanta Cristina. Consideran que fue “actora directa -por encubrimiento, complicidad o cooperación necesaria- y por ende beneficiaria de las presuntas actividades delictivas de Urdangarín”, así como “beneficiaria directa del incremento patrimonial” y “conocedora, cuanto menos, de las argucias financieras fraudulentas  que se habrían llevado a cabo para evadir impuestos a Hacienda”.

Una vez presentadas las alegaciones de todos los personados en la causa el juez concluirá  en resolución motivada su decisión. Mientras tanto y hasta el sábado la petición de Zarzuela es clara y concisa para según ellos mantener el equilibrio procesal.

Comparte este artículo: