13 miembros del movimiento 15-M de Zamora han sido llamados a declarar por el Juzgado por las protestas durante la constitución de la nueva corporación municipal

Comparte este artículo:

Al parecer la nueva Subdelegada del Gobierno tendrá que estrenarse con una vuelta de tuerca al movimiento 15-M de Zamora. Pocos días después de su toma de posesión, el Juzgado ha llamado a declarar a 13 miembros del 15-M por los sucesos acaecidos el día de toma de posesión de los concejales del Ayuntamiento de Zamora y elección de la Alcaldesa.

Se ve que quedaron muy dolidos la gente del PP con los gritos de las personas que en la Plaza Mayor ese día lanzaban mensajes contra los políticos. La Subdelegada, Maíllo, la Alcaldesa y resto del PP quieren venganza. Por eso llaman a declarar a estos chavales por presuntas agresiones a un policía que en realidad no se produjeron. Los concejales de IU estuvieron allí y certifican que no hubo agresiones físicas a nadie.

Como se recordará se grabaron varios vídeos que la propia Alcaldesa remitió a la Subdelegación del Gobierno, sin que se tomara ninguna medida hasta el cambio de Gobierno. ¿Que la Justicia es imparcial? Quizás pero los hechos son los hechos: el nuevo gobierno del PP quiere venganza.

El Grupo Municipal de IU solicitó acceso a los videos grabados por la policía municipal después de que el Presidente del Partido Popular y Concejal del Ayuntamiento dijera públicamente que los hechos estuvieron organizados entre otros “por un concejal que se encontraba dentro del Ayuntamiento”. Veladamente estaba acusando a un concejal de IU mintiendo descaradamente.

El Concejal de Personal prohibió expresamente y por escrito a IU ver esos videos que podrían estar grabados ilegalmente y dar una visión parcial de lo sucedido. La Alcaldesa debe aclarar quién ordenó grabar a la policía municipal y qué policía grabó el video.

Quien sí mintió fue el Sr. Maíllo al decir que los indignados le siguieron hasta 20 metros de su casa, cuando es ya público que se metió en un Hotel después de que le siguieran hasta la Plaza del Mercado.

Las personas del Movimiento 15-M no agredieron a nadie. Mostraron su indignación ante los 4 millones de parados. Hoy ya son 5 millones.

Comparte este artículo: