Navíos militares de Irán cruzan el Mediterráneo hacia puerto sirio

Comparte este artículo:

Barcos de guerra iraníes entraron este sábado en el Mediterráneo, tras atravesar el Canal de Suez, para mostrar el poderío de la república islámica y enviar un mensaje de paz y amistad a los países de la región, en momentos de creciente tensión con las grandes potencias occidentales que se oponen a su programa nuclear.

El comandante en jefe de la marina iraní, el almirante Habibolá Sayari, citado por la agencia oficial Irna, anunció el ingreso en el mar Mediterráneo de los buques de guerra de su país, pero no brindó detalles sobre el número ni las características de los barcos que participan en esta operación, la segunda en un año, destinada a mostrar el poder de la República Islámica de Irán.

Sayari tampoco indicó qué rumbo tenían previsto tomar estos barcos, que podrían ser el destructor Shahid Qandi y un buque de abastecimiento. A principios de febrero, la prensa iraní anunció que ambos navíos realizaban una escala de varios días en un puerto saudí del Mar Rojo. No obstante, Sayari afirmó que llevaban un mensaje de paz y amistad para los países de la región.

Más tarde, la televisión iraní confirmó que los dos buques atracaron en el puerto sirio de Tartus, donde se encuentra una importante base para la marina rusa. La emisora Press TV reportó que allí realizarán maniobras conjuntas con la marina de Siria. Además, proporcionarán formación marítima a las fuerzas navales locales en virtud de un acuerdo firmado entre Teherán y Damasco hace un año.

La flota iraní llegó a Tartus, situado a 220 kilómetros al noroeste de Damasco, tras haber recibido el permiso de las fuerzas armadas de Egipto para navegar por el Canal de Suez hacia el Mediterráneo en su camino a la costa siria, precisó la televisora.

En febrero de 2011 Irán envió por primera vez a la zona otros dos buques de guerra, el Kharg y la fragata Alvand, que se trasladaron por la misma ruta y obtuvieron entonces el permiso egipcio que permitió que visitaran algunos puertos sirios. Esos buques volvieron al Mar Rojo a través del Canal de Suez, en marzo del año pasado.

Teherán dijo en aquel entonces que se trataba de una operación de rutina, pero algunos analistas consideraron que era un intento de Irán de destacar su peso en la región en momentos en que las revueltas populares afectaban al mundo árabe desde Casablanca a El Cairo, cambiando el equilibrio de poderes.

Esa primera incursión de barcos de guerra iraníes en el Mediterráneo desde la revolución islámica de 1979 provocó en febrero de 2011 duras reacciones de Israel y Estados Unidos. Ahora, Israel indicó que observará de cerca los movimientos de los buques para asegurarse de que no se acerquen a sus costas.

En el contexto del diferendo nuclear con Irán, Estados Unidos y sus aliados europeos han impuesto nuevas y fuertes sanciones financieras a Teherán. Incluso, en meses recientes Estados Unidos ha movilizado por el Pérsico sus buques de guerra más poderosos, entre ellos los portaviones USS Stennis y el USS Lincoln, de capacidad nuclear.

Estados Unidos también ha estado sugiriendo un eventual ataque de Israel sobre objetivos nucleares de Irán. Esta noche el jefe del estado mayor de las fuerzas armadas israelíes, general Benny Gantz, declaró que Israel tomará solo la decisión de atacar Irán. Justificó que Israel es el garante central de su propia seguridad y que debe defenderse a sí mismo.

Esta declaración coincide con la llegada a Israel del consejero de seguridad nacional estadunidense Tom Donilon, para mantener consultas con los altos responsables israelíes sobre numerosos temas, entre ellos los de Irán, Siria y cuestiones relativas a la seguridad en la región.

Leer más…

En tanto, el canciller británico William Hague afirmó que los planes nucleares de Irán podrían desencadenar una nueva guerra fría, más peligrosa que la de los países occidentales con la antigua Unión Soviética. Sostuvo que en esta etapa con los iraníes no se tendrían los mecanismos de seguridad

que existieron entre la entonces URSS y Estados Unidos.

Dijo que si Irán logra una capacidad militar nuclear, otras naciones de Medio Oriente querrían desarrollar armas nucleares.

De hecho, se sabe que Israel posee ya armas nucleares, algo nunca aceptado por ese país o sus aliados occidentales.

La amenaza de una nueva guerra fría en Medio Oriente sería un desastre para el mundo, agregó Hague. Interrogado sobre un eventual ataque de Israel contra sitios nucleares iraníes, dijo que un ataque militar contra Irán tendría enormes riesgos, y aseguró que Londres ha urgido a Tel Aviv para que se abstenga de atacar y se centre en la estrategia de sanciones.

Las agencias de inteligencia de Estados Unidos predicen que Irán responderá si es atacada, pero es poco probable que inicie o provoque un conflicto, y creen que Israel no ha tomado una decisión sobre atacar los sitios nucleares iraníes, según dijo esta semana el teniente general Ronald Burgess, director de la Agencia de Inteligencia de Defensa.

Irán respondió a las nuevas sanciones que tenían como objetivo su banco central y las exportaciones de petróleo, amenazando con cerrar una ruta transporte marítimo de petróleo por el Estrecho de Ormuz.

 

Publicado en La Jornada: Navíos militares de Irán cruzan el Mediterráneo hacia puerto sirio

Comparte este artículo: