El Gobierno Cántabro implanta el céntimo sanitario y reduce a la mitad las empresas públicas

Comparte este artículo:

El Gobierno de Cantabria espera recaudar unos 22 millones de euros anuales con la implantación de un céntimo sanitario que se devolverá al 100% a los profesionales, y reducirá a la mitad sus empresas públicas (de 45 a 22), que tendrán planes de viabilidad, topes salariales y deberán ser autosuficientes.

Son las principales medidas del denominado Plan de Sostenibilidad de los Servicios Públicos de la Administración del Gobierno de Cantabria, un conjunto de ajustes aprobados este jueves por el Consejo de Gobierno con el objetivo de que la Autonomía y sus servicios públicos tengan “futuro”.

Arropado por las consejeras de Economía, Hacienda y Empleo, Cristina Mazas; y Sanidad y Servicios Sociales, María José Sáenz de Buruaga, el presidente cántabro, Ignacio Diego, ha presentado este plan, que incluye también la subida del canon de saneamiento, el aumento de la ratio de alumnos por aula, medidas en el plano del personal sanitario y de ahorro en el funcionamiento de la Administración.

Con las medidas centradas en la reducción de gasto y por las de aumento de ingresos, se espera poder obtener este mismo año un total de 157 millones de euros, para poder hacer frente a la factura “conjunta” de la crisis, pero también del “desgobierno” y la “fiesta” que se vivió en Cantabria en los últimos años.

A este plan se ha llegado después de un estudio económico y “ético” por parte del Gobierno de la situación económica encontrada al llegar, en la que los anteriores Ejecutivos central y regional estuvieron “a punto de cargarse” la comunidad autónoma, dijo Diego, acumulando un déficit medio anual de más de 300 millones de euros.

EMPRESAS PÚBLICAS

En el sector público, las opciones son diferentes, adaptadas a cada empresa, por lo que aún no se puede determinar a cuantos empleados afectarán, aunque la reducción de personal será “significativa” y se incluyen topes salariales, de forma que los trabajadores del sector público empresarial no cobren más que los de la Administración regional en iguales categorías.

Sí que se ha fijado que se reducirán a la mitad, pasando de 45 a 22, a través de distintas fórmulas, como la fusión, la absorción o la liquidación. Así, habrá una fusión en la sociedad CEP (Coordinadora de Empresas Públicas), junto a la sociedad de coordinación financiera, la de gestión de infraestructuras educativas GIEDUCAN, y las entidades GESAICAN y GISCAN.

Cesan Genercan y Emcanta. Cantur, centrada en el turismo, aglutinará a las Sociedad Regional de Turismo y el Soplao. Y en Medio Ambiente, Mare (Medio Ambiente, Agua, Residuos y Energía) ya ha absorbido a Sistemas Medioambientales de Cantabria. Emprendiser, por su parte, será absorbida por la Fundación Cántabra para la Salud y el Bienestar Social. La Fundación Cántabra para el Deporte se liquida, al igual que el Ecoparque de Mioño.

Y en SICAN (Suelo Industrial) se integrarán aquellas que se dedican al mismo ámbito, pero desde una perspectiva local, como la de Sámano, La Pasiega o la de Torrelavega. La de Marina de Cudeyo fue privatizada, al igual que el Centro Tecnológico de Componentes (CTC).

Sodercan se mantiene en los mismos términos, tras haber absorbido a IDICAN, al igual que la sociedad gestora del Parque Científico y Tecnológico (PCTCAN) o la sociedad Interreg del Espacio Sudoeste Europeo. También se mantienen la Fundación Marqués de Valdecilla, el Hospital Virtual Valdecilla, el CTL, el Orecla, la Fundación Pública del FIS, la fundación del Instituto de Hidráulica Ambiental.

Campus Comillas Activos Inmobiliarios integrará a la Sociedad de Activos Comillas. La Fundación Campus Comillas se mantiene, al igual que el SEMCA (el servicio de emergencias) o la sociedad Puertos de Cantabria y la Ciudad del Transportista. El Fondo Cantabria Coopera se liquida, como entidad, y sus fondos pasarán a ser gestionados por la Dirección General correspondiente del Gobierno regional.

MEDIDAS DE PERSONAL

En materia de personal, se reduce al mínimo permitido por la Ley el número de liberados sindicales, mientras se elimina el complemento de la incapacidad temporal por contingencia común durante el primer mes y se prohíbe la prolongación de la permanencia en el servicio activo. Las medidas de personal también afectan a los empleados de las áreas de educación y sanidad.

Así, se incrementan de 35 a 37,5 las horas semanales de trabajo del personal estatutario del Servicio Cántabro de Salud, se elimina la reducción de la jornada a los docentes mayores de 55 años, se incrementan de 18 a 20 las horas lectivas semanales a los profesores de Educación Secundaria y Enseñanzas Especiales, y se “flexibiliza” la proporción (ratio) de alumnos por grupo en Primero y Segundo de Educación Secundaria.

En educación y sanidad, se reducirá el gasto farmacéutico por prescripción de principio activo, y se adoptará un Plan de Garantía de los Servicios Sociales Básicos, para “garantizar” las prestaciones

El contrato programa de la Universidad de Cantabria, para la financiación de la entidad académica, también bajará, como se ha comunicado a los tres candidatos a rector, con quien, sea el que sea, se pactará un “marco de gastos”.

TASAS E IMPUESTOS

El céntimo sanitario será de 4,8 céntimos por litro, el máximo permitido, “con devolución del 100% a los profesionales”. Estarán exentos el gasóleo de calefacción, el agrícola y el pesquero.

El canon de saneamiento se sube, tanto en su parte fija como variable, aunque Diego ha garantizado que será por debajo de los 50 céntimos en el fijo y que el variable no superará en los dos euros al mes en los consumos domésticos máximos.

Sube también la tasa de tratamiento de residuos sólidos urbanos, mientras habrá una adecuación de los precios públicos en las escuelas de Vela, Música e Idiomas.

FUNCIONAMIENTO DE LA ADMINISTRACIÓN

La Administración tendrá que adoptar “nuevos modos” de funcionar, que pasan por la racionalización del gasto, con la contratación centralizada, por un lado en el Servicio Cántabro de Salud y por otro, en el resto del Gobierno, que se combina con un programa de reducción del gasto corriente (luz, fotocopias, teléfono…) y con la racionalización de edificios, para evitar los costes en alquileres y asociados que provoca la dispersión de sedes.

Las campañas publicitarias y de difusión se reducirán, mientras se reordenarán las subvenciones: todas las que se han convocado serán menores de las fijadas en los presupuestos, y en las que sean de forma directa, se buscará también que la cuantía sea menor.

 

Publicado en Europapress: El Gobierno implanta el céntimo sanitario y reduce a la mitad las empresas públicas

 

Comparte este artículo: