Notas, reformas y puede que protestas

Comparte este artículo:

Hoy nos hemos levantado con una vuelta de tuerca más, un apretón que ya casi ni se nota, ayer fue la reforma y hoy es la bajada de nota de la deuda de nuestra comunidad, Castilla y León, que no ha sido la única.

Se que para muchos que bajen la nota de la deuda de nuestra comunidad es algo anecdótico que parece no tener consecuencias sobre sus vidas, pero os equivocáis. Que la deuda de las comunidades autónomas empiece a parecerse a la deuda griega es preocupante y mas cuando el modelo de crecimiento del país donde nos ha tocado vivir está basado en el endeudamiento. Además cosas tan importantes como la sanidad y la educación son competencias de las comunidades, ninguno de nuestros abuelos hubiese podido imaginar desigualdades regionales dependiendo de los tipos de recortes y gestión, ningún mayor hubiese podido imaginar que mientras en Cataluña se cierran hospitales, en Aragón se disfruta de ellos y en Valencia se cierran colegios.

Mucha más implicación directa en nuestras vidas parece que tiene esa nueva reforma laboral que anda caldeando un ambiente sindical amarillento, un ambiente que quiere convertirse en huelga general pero que lo tiene difícil con una sociedad llena de parados y muchos trabajadores, ya sea por miedo o por falta de neuronas,  aficionados a “esquirolear”. Un panorama dantesco, si el “dialogo social” ha sido siempre una estafa mediática usada como escusa, ahora no llega ni a eso. El domingo 19 veremos en que niveles de paz social andamos.

Si amigos, la cosa se pone fea y peor se va a poner. pero de momento no se ha puesto lo fea que debería ponerse. Mientras estos días veíamos por la tele como los políticos Griegos condenaban a su país felices y contentos aprobando recortes, en la tele no salia un reflejo de lo que siente el pueblo. Los medios se han dedicado a poner fotos de edificios emblemáticos ardiendo como si las protestas fuesen fruto de grupos de locos sin transmitir realmente lo que se palpa en la calle, pero quizás internet te pueda acercar un poco mejor a ello.

Tarde o temprano a mucha gente le tocará salir a la calle, el problema es cuando y con que consecuencia. Aquí, en Burgos, el único cuerpo público que ha aumentado los últimos años ha sido el dedicado a reprimir y controlar.

 

Diario de Vurgos: Notas, reformas y puede que protestas

Comparte este artículo: