La familia real pierde los papeles

Comparte este artículo:

Pilar de Borbón manda callar a los medios sobre el caso Urdangarín y la infanta Cristina afirma: “no sabe la que estamos pasando”. Quienes sí saben la que están pasando son los trabajadores y sus derechos y condiciones de vida, no la corrupta y parasitaria institución monárquica que dejó Franco.

La infanta Pilar de Borbón ha señalado hoy en relación con la presunta implicación del duque de Palma, Iñaki Urdangarin, en el caso Nóos: “Nadie es culpable hasta que los jueces lo digan, con lo cual, a callar”.

La duquesa de Badajoz, que hoy ha participado en la inauguración de un rastrillo benéfico en Sevilla organizado por la asociación Nuevo Futuro, de la cual es presidenta de honor, ha dicho a los periodistas que los españoles tenemos “una Constitución perfectamente elaborada” y que hay que esperar a que decidan los jueces.

En relación con las últimas imágenes de Urdangarin que han aparecido en televisión, ha indicado, refiriéndose a los programas del corazón, que no los ve porque son “absurdos” y porque los considera “pornográficos”, y ha asegurado que toda la polémica la han generado esos espacios televisivos.

Sobre el acto benéfico, al que también está previsto que acuda la duquesa de Alba, ha manifestado que tiene “muchas esperanzas” de que vaya bien, al igual que ha ocurrido en el de Madrid, y ha destacado la generosidad de los españoles, “que han donado muchas cosas”.

Para asuntos como el de hoy, de ayuda a los desfavorecidos, ha señalado que “sí, que un poquito de ayuda divina hace falta”, a la vez “que las comunidades paguen a tiempo”.

Durante los cuatro días que permanecerá abierto el rastrillo se podrán comprar cuadros, joyas o ropa y se celebrarán, entre otros actos, una exhibición de Dávila Miura, un homenaje a José Manuel Soto o un concurso de sevillanas.

La recaudación será para Nuevo Futuro, que gestiona 32 centros de protección de menores en Andalucía

 

Publicado en Kaos en la red:  La familia real pierde los papeles

 


 

La infanta Cristina ha roto su silencio tras pasar unos días en Barcelona y Madrid. Por primera vez desde que saltase la noticia de la imputación de su marido, Iñaki Urdangarin, y a pocos días de que el duque de Palma declare ante el juez la hija de los Reyes de España ha manifestado ante los medios de comunicación la difícil situación que atraviesa su familia. “No saben lo que estamos pasando”, aseguró la infanta al verse abordada en un supermercado en Washington por un equipo de reporteros.

Educadamente, la infanta accedió a hablar con la periodista que la abordó y le explicó que están viviendo momentos muy duros y que su familia intenta “llevar una vida normal y ustedes no nos dejan. Ese es el problema que tenemos. ¿Usted cree que se puede vivir así?”, según recoge la web de la cadena privada.

Fuente: agencias

 

Comparte este artículo: