Grecia aprueba los nuevos recortes exigidos por la “troika” entre protestas y graves disturbios

Comparte este artículo:

El Parlamento griego ha aprobado el nuevo plan de recortes pacatado con la “troika” (FMI, BCE y Comisión Europea), a cambio del segundo rescate valorado en 130.000 millones de euros. Las protestas contra la decisión han sido multitudinarias y han derivado en graves disturbios en Atenas.

AzkenEzkdia.jpg

Bomberos trabajan frente a un edificio quemado en el centro de Atenas, el día después de los graves disturbios. (Louisa GOULIAMAKI/AFP PHOTO)

ATENAS-. Con una cómoda mayoría de 199 votos a favor y 74 en contra (de 300 diputados), el Parlamento griego ha dado luz verde a medianoche a las medidas pactadas con la “troika” (Comisión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional), lo que le posibilitará recibir el segundo rescate para evitar la bancarrota del país.

En contra del acuerdo han votado los partidos de izquierdas, tal y como habían anunciado, pero también once diputados del socialista PASOK y nueve de ND, que han roto así la disciplina de voto de las dos formaciones en el Gobierno de coalición.

También se han abstenido otros nueve parlamentarios de PASOK y uno de ND, igual que el grupo parlamentario de LAOS, la formación ultraderechista que abandonó el viernes el Gobierno por desavenencias.

Al término de la votación los tres partidos políticos que forman la coalición de Gobierno –PASOK, Nueva Democracia y LAOS– han expulsado de sus filas a los diputados que han roto la disciplina de voto.

Disturbios

Las nuevo recortes que implican el acuerdo con la “troika” han causado un importante malestar social que ha derivado en graves disturbios, con más de un centenar de heridos, una cincuentena de detenidos y edificios ardiendo en Atenas.

El primer ministro, Lukas Papadimos, ha hecho un llamamiento a la calma y ha dicho que no permitirá el caos.

Las protestas contra el acuerdo han sido de las más multitudinarias registradas en los últimos meses, con más de 100.000 personas concentradas en diversos puntos de la capital.

Cuando el cantante Mikis Theodorakis, uno de los convocantes de la protesta junto a los sindicatos, se dirigió a la policía para reclamarles permitirle subir a las escaleras del Parlamento para dirigirse a las masas, unidades antidisturbios arrojaron gases lacrimógenos a miles de personas concentradas en la Plaza Sintagma “sin que mediase provocación”.

Después de ello se iniciaron violentos disturbios con intercambio de gases, de un lado, y de piedras y cócteles molotov del otro, que continuaron hasta la votación del acuerdo en diversos puntos del centro de Atenas.

 

Publicado en Gara; Grecia aprueba los nuevos recortes exigidos por la “troika” entre protestas y graves disturbios

Comparte este artículo: