San Glorio, una estación de esquí sin nieve y de espaldas a la ley

Comparte este artículo:

La construcción de la estación de esquí de San Glorio amenaza el Parque de Fuentes Carrionas y Picos de Europa. Detrás del proyecto hay intereses urbanísticos.

JPG - 127.3 KB
Foto: Álvaro L.G.
SAN GLORIO. Panorámica de la cordillera donde se construiría la estación de esquí.

Fernando Pastor/

La crisis económica ha ralentizado, de momento, un proyecto cuyo desarrollo pone en peligro la cordillera Cantábrica: la estación de esquí de San Glorio, en el norte de las provincias de Palencia y de León, que afectará al Parque Natural de Fuentes Carrionas, Fuente Cobre y Montaña Palentina y al Parque Regional de Picos de Europa de León.

El proyecto, que surge en 2003, prevé la construcción de un centro de ocio invernal, mediante un proceder que Javier Escudero, miembro de Ecologistas en Acción de Palencia y portavoz de la Plataforma en Defensa de San Glorio (PDSG), califica como ejemplo “de libro” de cómo funciona la especulación inmobiliaria en este país: “Hacerse con los terrenos circundantes, rústicos y urbanos a bajo precio, construir urbanizaciones, venderlas a un precio mucho más alto y con las plusvalías mantener en funcionamiento la estación que por sí misma es deficitaria”.

Las reacciones no se hicieron esperar. En 2003 se creó la Plataforma en Defensa de San Glorio, integrada por más de cien colectivos y miles de personas a título particular. Han recogido más de 20.000 firmas en contra del proyecto, realizado concentraciones, charlas explicando la conexión esquí y ladrillo, han elaborado informes técnicos, enviado una queja a instancias comunitarias europeas, etc.

Grave impacto ambiental

La zona, dedicada a la actividad ganadera, no cuenta con infraestructuras de ningún tipo. Por lo tanto, el proyecto incluiría la construcción de urbanizaciones, carreteras, ca- minos, redes eléctricas, alcantarillados, antenas de telefonía, balsas de agua, contenciones y desvíos de corrientes de agua, vallas de contención de aludes, etc., para lo que serán necesarios corrimientos de tierras, remontes, etc.

Para Escudero, las consecuencias más importantes serán la “contaminación de las aguas en sus tramos más puros; erosión de los terrenos por la captura y desvío de los cursos fluviales y los movimientos de tierra; la contaminación del aire por la emisión de CO2 de miles de coches circulando por el terreno, así como la

ENTRE OTRAS CONSECUENCIAS, EL PROYECTO CONTAMINARÁ EL AGUA, EROSIONARÁ EL TERRENO Y PROVOCARÁ LA EXTINCIÓN DEL OSO PARDO EN LA ZONA

emisión de ruidos constantes provocando la huida de la avifauna”. El representante de Ecologistas añade que además la zona donde se pretende construir la estación de esquí está incluida en la Red Natura 2000, es Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) y Lugar de Interés Comunitario (LIC). Además, la estación llevará consigo la desaparición de especies emblemáticas vegetales únicas y la destrucción del hábitat osero más importante de la población oriental, que incidiría, según los expertos en la consiguiente extinción del oso pardo en esta parte de la cordillera Cantábrica.

Por su parte, la Administración regional no facilita información sobre el proyecto, por lo que se desconoce incluso si existe un estudio de impacto ambiental. El geógrafo de la Universidad de Valladolid, Ramón Pellitero, considera que la estación de esquí será “una agresión” si no se replantea su diseño.

Con fondos públicos

Según los propios promotores, el proyecto necesitaría de la pista de esquí y supondría un coste de alrededor de 100 millones de euros, a los que habría que añadir los costes de las infraestructuras de accesos que superarían los 60 millones. La Junta de Castilla y León se haría cargo del coste de las infraestructuras y de un tercio de los costes de construcción y gestión de la pista, amparándose en la declaración del proyecto como iniciativa empresarial de interés publico prioritario, lo que Escudero califica como “una auténtica blasfemia social y económica”.

Las empresas promotoras son principalmente inmobiliarias: Fuentes Carrionas SL, Estación de esquí Tres Provincias SA, (de la que son accionistas empresas como Hormigones Saldaña, Fraya, El Enebro –del grupo Eulen– y con ellas empresarios como Crescenciano Lora Hernández, Jesús Alfonso Hervella y David Álvarez, entre otros.

Maniobras legales

La Ley del Parque Natural Fuentes Carrionas prohibía la instalación de estaciones de esquí (junto con el almacenamiento de residuos nucleares). Ante ello, la Junta de Castilla y León elaboró un Real Decreto en el año 2006 modificando dicha normativa. Pero el Tribunal Superior de

LA JUNTA PAGARÁ LAS INFRAESTRUCTURAS, 60 MILLONES DE EUROS, Y UN TERCIO DE LOS 100 MILLONES QUE COSTARÁ LA PISTA

Justicia de Castilla y León emitió a principios de 2008 hasta tres sentenciasanulando las modificaciones hechas por el ejecutivo regional. Pero la Junta no acató estas sentencias. Para ello puso en marcha varias maniobras y finalmente modificó algunas leyes. Por un lado, modificó la Ley del Territorio, posibilitando la aprobación de cualquier proyecto regional como proyecto de ley, con la consideración de utilidad pública, lo que impidió interponer contra esos proyectos.

Por otro lado, modificó la Ley de este parque natural, sustituyendo el decreto suspendido por el Tribunal de Justicia regional por una ley (Ley 5/2010 de 28 de mayo). Además aprobó la Ley de Directrices de Ordenación Territorial de la Montaña Cantábrica Central, único documento existente en la Junta que incluye territorios diferentes de dos provincias (Palencia y León), y que no cumple los requisitos legales. Incluso, la Junta ha sido acusada de plagio porque encargó la redacción de esa ley a una empresa externa (con un coste de 300.000 euros) y ésta lo realizó mediante ‘corta y pega’ de varias páginas web, principalmente de rincondelvago.com.

Ley para blindar el proyecto

Por último se propone sacar adelante el proyecto mediante la ley de caso único o ley ad hoc (para blindar el proyecto) declarándolo de interés regional y eludiendo así cualquier tipo de responsabilidad jurídica y presentar un tipo de estudio técnico que demuestre la compatibilidad de esta actividad con la conservación del patrimonio natural que conforma el parque. Este procedimiento se plasmó en 2010, con la fusión de las consejerías de Medio Ambiente y Fomento de Castilla y León, para ahorrar gastos; lo que supone fusionar intereses contrapuestos, supeditando las actuaciones medioambientales a las iniciativas de Fomento. Para Ecologistas en Acción el proyecto no es viable ni económica ni técnicamente. Porque su puesta en funcionamiento depende de ayudas que acarrearán un déficit público importante, y cuando esas ayudas cesen la estación de esquí irá a la ruina.

SEGÚN ECOLOGISTAS EN ACCIÓN EL PROYECTO NO ES NI ECONÓMICA NI TÉCNICAMENTE VIABLE POR LA AUSENCIA DE NIEVE

La Organización Mundial del Turismo ha reconocido la crisis en el sector del esquí, en los países del Sur, por el cambio climático y por el aumento de precios de la hostelería. A eso se une la escasez de precipitaciones derivada del aumento progresivo de las temperaturas y la mala calidad de la nieve por la humedad en esa zona debido a la cercanía del mar.

 

 

Publicado en Diagonal: San Glorio, una estación de esquí sin nieve y de espaldas a la ley

Comparte este artículo: