Santander, BBVA y Caixabank necesitan 6.100 millones para cumplir con De Guindos

Comparte este artículo:

Descontando los recursos que ya tienen, la carga para los tres se queda en 6.100 millones.Santander tendrá que dedicar este año otros 2.300 para cumplir con el saneamiento de la reforma financiera. Las necesidades de BBVA son de 1.360 millones y las de Caixabank de 2.436.

[foto de la noticia]

Santander, BBVA y CaixaBank ya tienen claro lo que les va a suponer cumplir con los nuevos requerimientos de saneamiento que el Gobierno ha impuesto a la banca. Las tres entidades han comunicado esta mañana a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) sus estimaciones sobre cuántas provisiones tendrán que realizar este año.

La aplicación de la nueva normativa supone para los tres gigantes del sistema financiero español una carga adicional de 13.281 millones de euros, entre provisiones y colchón de capital. Es un 26,5% del total de 50.000 millones estimados para toda la banca.Sin embargo, los tres grandes ya tienen cubiertas las mayores exigencias de capital y parte de los nuevos saneamientos.

En el caso del mayor grupo bancario español, los cambios que impone el Real Decreto aprobado la pasada semana supone un impacto total de 6.100 millones de euros. Sin embargo, Santander ya tiene cubiertas casi dos terceras partes de esta cuantía. Tal y como anunció la semana pasada, el banco ya provisionó 1.800 millones de euros contra los resultados del grupo del cuarto trimestre de 2011.

Otros 2.000 millones”constituyen el buffer de capital exigido por la norma”, y, según asegura el banco que preside Emilio Botín, “están cubiertos con el excedente de capital ya existente en el grupo”. La destinación de este recursos al colchón de capital que requiere la nueva normativa no modifica el compromiso de Santander de alcanzar una ratio de coreTier1, calculada bajo los criterios de la Autoridad Bancaria Europea (EBA) del 10% este año, según han confirmado a Expansion.com fuentes de la entidad.

Finalmente, a Santander le quedan 2.300 millones para alcanzar la cobertura necesaria de provisiones. El banco aportará esta cuantía mediante dos vías. Por un lado, “se cubrirán contra las plusvalías que se obtengan durante el año”. Ya cuenta con unos 900 millones por la venta de su filial en Colombia, que se materializará este trimestre. Y por otro lado, “mediante dotaciones ordinarias para provisiones del ejercicio 2012”.

BBVA
A su vez, el segundo banco español ha informado esta mañana que, en total, necesita 4.000 millones para cumplir con la nueva normativa. De ellos, 1.200 millones corresponden al buffer exigido de capital y, según asegura BBVA, ya están cubiertos con el exceso de recursos proprios con el que cuenta el grupo, según los criterios de medición del Banco de España.

Los restantes 2.800 millones son provisiones que tendrán que ir contra los resultados. BBVA podrá mitigar este impacto utilizando parte de la provisión genérica que tiene para España, en unos 460 millones. Una vez descontando el efecto fiscal, finalmente los resultados del banco se verán afectados este año en 1.360 millones.

BBVA destaca en su nota que los 4.000 millones de saneamientos adicionales que tendrá que realizar suponen un 8% del total del sector, cifrado por el ministro de Economía, Luis de Guindos, en 50.000 millones. El banco que preside Francisco González asegura que esta cifra es muy inferior a su cuota de mercado en España, que es del 12%, lo que demostraría que el grupo tiene menos problemas derivados del estallido de la burbuja inmobiliaria que sus competidores.

CaixaBank
En total, la entidad catalana tiene un impacto por la aplicación de la nueva normativa de 3.181 millones, de los que 745 millones son de capital. CaixaBank recuerda en su nota que cuenta con un excedente de recursos propios de 6.376 millones, por lo que no tendrá que realizar ningún esfuerzo adicional para cubrir el nuevo buffer.

Otros 2.436 millones de euros son provisiones, todas ellas destinadas a cubrir la cartera de créditos relacionados con el ladrillo, ya que la entidad asegura no necesitar ninguna dotación adicional para elevar la cobertura de los inmuebles adjudicados.

La entidad presidida por Isidro Fainé recuerda que cuenta en España con una provisión genérica de 1.835 millones que, en parte, podrá utilizar para cubrir las nuevas exigencias. El resto se saneará mediante la generación orgánica de beneficios.

Las otras entidades
Por el momento, de las otras entidades sólo Unicaja ha comunicado el impacto de la reforma, que será en total de 691 millones, de los que la caja ya tiene cubiertos 582.

A su vez, la consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa, ha asegurado esta mañana que las provisiones que tendrá que dotar la entidad serán menos de la mitad del promedio del sector, según informa EFE. Los detalles se darán a conocer en los próximos días.

 

Publicado en Expansión: Santander, BBVA y Caixabank necesitan 6.100 millones para cumplir con De Guindos

Comparte este artículo: