Pitada de 15 minutos contra el cierre del laboratorio de Salud Pública

Comparte este artículo:

Que no se lleve a efecto la medida anunciada en diciembre por la directora general de Salud Pública sobre el cierre de los laboratorios provinciales de Salud Pública y dejar uno sólo de carácter regional. Con este objetivo en torno a cuarenta personas han protagonizado esta mañana a las puertas de la Delegación Provincial de Sanidad, en la capital conquense, convocados por la Federación de Servicios a la Ciudadanía de Comisiones Obreras de Cuenca, una concentración, en la que han dedicado una sonora pitada durante quince minutos para mostrar su rechazo a estos cierres. Concentraciones que repetirán todos los lunes, de 11:30 a 11:45 horas, con el fin de rechazar de plano la pretendida medida e intentar que se lleve a efecto.

Para el sindicato convocante, esta medida, aún sin ejecutar y que en Cuenca afecta a algo más de una decena de trabajadores, conlleva más inconvenientes que beneficios, además de no suponer ahorro alguno sino todo lo contrario, porque, según ha dicho, Lucía Garrido Mingo, secretaria Organización de la FSC de Cuenca, “va a suponer una partida importante de gastos, puesto que a todo el personal afectado deben de reubicarlo y adaptar las instalaciones que mantengan abiertas a las nuevas necesidades”.

Para Garrido, este cierre de los laboratorios provinciales ponen, precisamente, en peligro la Salud Pública, ya que están desempeñando en cada una de las cinco provincias una labor muy especializada e importante. En este sentido, ha hecho hincapié, por ejemplo, en que “en estos laboratorios se garantizan las muestras; hay muestreos de legionela, platos-testigo en establecimientos de restauración o se llevan a cabo los análisis de las aguas para otras instituciones, como Diputación Provincial, ayuntamientos, etc…

Pero a estas consecuencias negativas para el servicio actual, el sindicato convocante llama también la atención sobre los efectos que tendría esta medida para las condiciones laborales de la decena de trabajadores afectados en nuestra provincia, ya que, según Garrido, “no hay que olvidar que dicha supresión llevaría consigo la reubicación geográfica del personal, incluso fuera de su localidad, con el perjuicio a nivel familiar que eso supone”.

Por ello, no es de extrañar que desde la Federación de Servicios a la Ciudadanía de Comisiones Obreras de Cuenca se exija al Gobierno castellano-manchego que no lleve a efecto este cierre, porque irá en detrimento no sólo del personal afectado, sino también del servicio en sí.

Publicado en el Día de Cuenca: Pitada de 15 minutos contra el cierre del laboratorio de Salud Pública

Comparte este artículo: