El juez imputa a Díaz Ferrán por apropiarse de 4,4 millones de Marsans

Comparte este artículo:

El juez de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz, ha citado a declarar como imputados al expresidente de Viajes Marsans, Gerardo Díaz Ferrán, y a su socio, Gonzalo Pascual, por un delito continuado de apropiación indebida en la quiebra de Marsans por valor de 4,43 millones de euros, según un auto hecho público ayer por el magistrado.

El juez, según el documento, observa en la documentación aportada por el fiscal “aparentes indicios de criminalidad” en la gestión de la empresa, actualmente en liquidación tras declararse en concurso de acreedores (antigua suspensión de pagos) con una deuda de 420 millones de euros.

Junto a los dos empresarios, que deberán declarar el 21 y el 22 de febrero, el juez también imputa por el mismo delito a Iván Losada, representante de Posibilitum Business, la sociedad especializada en sacar beneficio de las empresas en quiebras que adquirió Marsans poco antes de declararse en suspensión de pagos. De hecho, además del grupo de viajes, cuyo concurso de acreedores está en trámites en el Juzgado de lo Mercantil número 12 de Madrid, Posibilitum también se ha hecho con Nueva Rumasa, de la familia Ruiz-Mateos y en una posición similar de insolvencia.

En opinión del fiscal, “los responsables de la agencia de viajes se apropiaron indebidamente de las cantidades entregadas por los clientes para la adquisición de billetes”, un delito tipificado en el artículo 252 del Código Penal y castigado con hasta seis años de prisión. Según detalla, hay 4.706 afectados.

El responsable del Ministerio Público, Daniel Campos, añade que Díaz Ferrán y Pascual destinaron el dinero a “fines ajenos a la actividad del grupo”, en concreto a emitir cheques para el propio Losada y el bufete de Ángel Cabo, a su vez máximo responsable de Posibilitum, que compró Marsans por los 600 millones de deuda que arrastraba. Por culpa del trasvase, los usuarios no pudieron recuperar el dinero tras el cierre de la agencia.

Los administradores judiciales que tomaron el control de Marsans tras ordenarse su entrada en concurso ya habían advertido de que era “probable” que la insolvencia incumpliera los plazos legales, con lo que sus gestores podrían ser declarados “culpables” por ello.

Pedraz, que en 2009 rechazó una querella contra Díaz Ferrán de nueve asociaciones de consumidores por seguir vendiendo billetes de Air Comet cuando esta aerolínea ya no podía volar, ha citado a declarar al empresario el 21 de febrero.

Con este caso, Díaz Ferrán, quien fuera presidente de la patronal CEOE entre 2007 y 2010 pero que ahora tiene todos sus bienes embargados y bajo administración legal, afronta cuatro procesos judiciales, dos de ellos en la Audiencia Nacional. En esta institución, el juez Eloy Velasco le ha procesado por un supuesto delito fiscal en la compra de Aerolíneas Argentinas en 2001 por 90 millones de euros, que conlleva penas de hasta cinco años de cárcel.

Por el fiasco de Marsans, además del propio concurso, cuya resolución se conocerá en un mes, Díaz Ferrán y Pascual están imputados en otra causa en los Juzgados de Instrucción número 10 y 13 de Madrid. En ella, dos de sus antiguos socios y ahora acreedores le reclaman 10 millones por un presunto alzamiento de bienes.

 

Publicado en El País: El juez imputa a Díaz Ferrán por apropiarse de 4,4 millones de Marsans

Comparte este artículo: