Despiden a 50 controladores sanitarios en explotaciones agrarias

Comparte este artículo:

TOLEDO, 31 Ene. (EUROPA PRESS) –

La Federación de Servicios Públicos de UGT C-LM ha alertado de  los “graves” efectos que para la salud pública puede tener el despido de unos 50 profesionales de la empresa TRAGSATEC, responsable del control sanitario de las explotaciones agrarias de la región y de la retirada de animales muertos.

Según ha indicado en nota de prensa el sindicato, “la perniciosa consecuencia económica de pérdida de unos 50 puestos de trabajo directos (por no hablar de los indirectos como proveedores, lavanderías o alquiler de vehículos) es de por sí un daño importante para la economía de la Comunidad, pero con ser muy grave, viene en este caso acompañada de un retroceso significativo en la situación sanitaria de la ganadería de Castilla-La Mancha, con el riesgo que ello supone para la salud de la población, a través de la calidad y seguridad de los alimentos que se producen”.

Desde el año 2004 y hasta la actualidad, TRAGSATEC es la empresa responsable en la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha de la realización de los chequeos de control de las explotaciones positivas de brucelosis ovina/caprina y tuberculosis bovina, que antes venían realizando los veterinarios de explotación a través de las Asociaciones de Defensa Sanitaria.

La razón de que estas actividades se terminaran encomendando a TRAGSATEC fue el elevado número de explotaciones positivas que había en la región, casi el 12 % en el caso de brucelosis y más del 11 % en el caso de tuberculosis.

El trabajo de los profesionales de TRAGSATEC, ha permitido llegar a controlar la situación, y mantener así a fecha de hoy los índices de positividad un 80% por debajo en el caso de la brucelosis y hasta un 50% en el caso de la tuberculosis, ha resaltado UGT, que ha precisado que estas enfermedades no sólo afectan a los animales, a la productividad de las explotaciones y a la economía del sector, sino que se trata de enfermedades que se transmiten a las personas, provocando cuadros tipificados como graves.

Desde la ‘Crisis de las Vacas Locas y más recientemente la Gripe Aviar’ TRAGSATEC es la encargada de la retirada y control de los animales muertos en las explotaciones, “lo que ha venido garantizando que en nuestras ganaderías no existan animales que sean portadores de estas enfermedades, de las que todos conocemos las consecuencias para la salud de las personas” han indicado desde el sindicato.

“Con la justificación de los ajustes debidos a la situación económica, la Consejería de Agricultura y Ganadería ha decidido que los trabajos que venía realizando TRAGSATEC vuelvan a manos de quienes venían siendo los responsables anteriores de estas tareas, olvidando que con ese modelo de gestión, la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha, llegó a encabezar los primeros puestos de prevalencia de enfermedades animales”, han defendido.

Por último, han recordado que estudios del propio Ministerio de Agricultura indican que dejar los programas de erradicación en manos de veterinarios de las explotaciones “no garantiza la imparcialidad suficiente a la hora de diagnosticar las enfermedades, por lo que el propio Ministerio ha venido recomendando que la Administración encargue esos trabajos a empresas que no sean pagadas por los propios ganaderos” han concluido.

 

Publicado en Europa press: Despiden a 50 controladores sanitarios en explotaciones agrarias

Comparte este artículo: