La ley de dependencia, amenazada

Comparte este artículo:

Desde su llegada al gobierno y como previmos, el PP está asestando nuevos y más profundos ataques a los trabajadores y a los sectores más débiles, ataques que ya había emprendido el PSOE con la excusa de la crisis. A la congelación de salarios mínimos, las subidas de impuestos a los asalariados, y la bajada en términos reales de las pensiones (suben el 1%, menos que el IPC) se une un cruel ataque a las personas dependientes, con una moratoria de un año para que los dependientes moderados puedan recibir sus ayudas, afectando a unas 30.000 personas.

Esta espera se unirá casi por seguro a una larguísima espera que ya sufren los dependientes de grado superior en la tramitación de las ayudas. Desde que se solicita la ayuda hasta que se reconocen éstas (según grado de dependencia y nivel económico) lo normal es que pasen largos meses, e incluso más de un año. Y aún después de haberse reconocido la ayuda, ésta sigue en espera durante muchos meses más, tiempo durante el cual pueden aparecer desagradables “sorpresas”, como que el número de horas concedidas sea menor del que los técnicos de Servicios Sociales habían comunicado anteriormente, o que la residencia de la que iba a disfrutar un dependiente resulte no ser gratuita y la familia deba hacerse cargo de parte del coste.

La financiación insuficiente de la Ley de Dependencia y la política de continuos recortes ha dado lugar a esta larguísima lista de espera de más de 150.000 dependientes graves que aún están esperando que les lleguen sus ayudas (Público.es, 3-Ene-2012). Para el resto de dependientes, la ley preveía la implantación gradual de las ayudas, de los grados más graves a los más leves, pero ésta, gracias a la nueva medida del PP, se retrasará al menos un año más. Un total de 300.000 personas tienen reconocida su prestación y aún no la perciben, entre los dependientes graves en espera y el resto de los grados, lo que supone aproximadamente un tercio de todas las ayudas reconocidas.

Comparte este artículo: