Cabalgata de indignados

Comparte este artículo:

Disfraces de contrato basura, Reyes Magos con la cara de Merkel, Rajoy y Rubal-caba o un rebaño de ovejas dirigido por Sarkozy. Varios miles de personas recorrieron ayer a última hora de la tarde el centro de Madrid en una cabalgata indignada para clamar contra “la pérdida de la inocencia” frente a la crisis, los recortes y los mercados.

Durante todo el recorrido hubo música, bromas e incluso villancicos que cambiaban los pastores por los banqueros. Sin embargo, al comienzo de la marcha, que no estaba autorizada, se produjo un altercado con la Policía cuando los manifestantes tomaron uno de los carriles de bajada hacia la Plaza de Cibeles. En ese momento, los agentes detuvieron a un miembro de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, al que acusan de atentado contra la autoridad. También hubo varios heridos, entre ellos agentes.

Miles de personas participan en una marcha festiva en el centro de Madrid

Contra los recortes

En la comitiva de carrozas y comparsas había espacio para todos: miembros de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca disfrazados de ladrillo, una pequeña montaña portada por la comisión de medio ambiente de Sol y grupos disfra-zados de autobuses, metro y hasta del Canal de Isabel II para denunciar el recorte y priva-tización de servicios públicos. Otros repartían falsos billetes de 500 euros y contratos precarios. “Porque ya no nos creemos más mentiras ni nos callamos ante esa broma de la pérdida de derechos elementales; no somos monigotes al servicio de los intereses de unos pocos”, decía la convocatoria de la marcha.

A las proclamas habituales del 15-M, se unieron muchas pequeñas pancartas con críticas a la monarquía. “Rey y yerno: cuentas y no cuentos” o “Los Borbones a las elecciones”, decían algunos. Aprovechando el día de los Santos Inocentes, muchos manifestantes vestían monigotes blancos con lemas como “Soy inocente y víctima de los recor-tes en la educación” o “Soy inocente y víctima del paro”.

“Rey y yerno: cuentas y no cuentos”, entre los lemas del desfile

“Soy el rey Herodes, el rey de los desahucios, y tenéis que apretaros el cinturón”, gritaba a la multitud un miembro de Democracia Real Ya. Unos metros después, una Virgen María lloraba porque a su Jesús, que portaba una cruz, “le van a hacer un ERE”. “No más fantasmas”, se leía en una pancarta portada por un grupo de personas disfrazas de espectros y con cadenas cerradas con ladrillos. En ciudades como Barcelona, Ávila o Badajoz también celebraron cabalgatas indignadas

 

Publicado en Público Cabalgata de indignados

Comparte este artículo: