El Referéndum de Papandreu

Comparte este artículo:

Los tertulianos y en general los medios de comunicación en el Estado Español han reaccionado histéricamente ante el anuncio de Papandreu de convocar un referéndum sobre el nuevo plan de rescate, que la U.E. y el FMI han impuesto a Grecia.


Se ha llegado a decir en la SER, que este referéndum, es como preguntarle a un niño de dos años, sobre si quiere tomar o no la medicina prescrita para curar su enfermedad. Esta es la visión que tienen los tertulianos españoles de la sociedad,un conjunto de menores, incapaces de tomar decisiones sobre lo que realmente les interesa.


Los mercados bursátiles, siempre tan sensibles a la mas mínima intervención popular cayeron significativamente, tras el anuncio realizado por el primer ministro Griego, de la convocatoria de esta consulta a la población.


Pero realmente ¿es tan fiero el león como lo pintan?.

Obviamente consideramos positivo que se consulte a la población, en este caso a la Griega, sobre la imposición de los llamados ”planes de rescate”, nada menos que el segundo para ese país. Pero creemos que estamos fundamentalmente ante una operación, bastante calculada, de intento de recuperación de la ”legitimidad” perdida por parte del Estado Griego y especialmente de su primer ministro, Papandreu.


Esta operación, desde luego, tiene riesgos para los convocantes, pero sin ella, la profundización en el descrédito político del régimen y de su primer ministro alcanzaría niveles irreparables.


Se ha filtrado la existencia de un ”informe secreto” en el que se concluye que la imposición del nuevo plan de rescate, con el consiguiente empobrecimiento y deterioro de las condiciones de vida que conlleva para la inmensa mayoría de la población, provocaría tal descontento y movilización, que harían inviable la implementación de éste.


El primer ministro Papandreu introduce, en un escenario de gran intensificación de la lucha de clases, un nuevo elemento, la consulta al pueblo, que potencialmente le permite recuperar una cierta iniciativa política, mejorar su imagen, la de Estado Griego y seguramente cambiar parcialmente la correlación de fuerzas.


Obviamente los reférendums los pueden perder quienes los convocan, tenemos algunos ejemplo de ello, ojalá así sea en este caso. Pero también los pueden ganar, por que al fin y al cabo tienen un montón de elementos a su favor.


No nos caben dudas de que Papandreu habrá hecho sus cálculos y habrá llegado a la conclusión de que este referéndum lo puede ganar. Esos cálculos son desde luego arriesgados y pueden ser equivocados, pero no hacer nada simplemente le conducía al abismo y a convertirse en él ”Zapatero” griego.


Si el referendúm tira para adelante, que parece que sí, comprobaremos hasta donde pueden llegar los chantajes y las amenazas a la sociedad griega para que ésta dé su brazo a torcer. Y si esto así ocurriera, sería muy mal precedente para otros países rescatados o en proceso de serlo.


La batalla de ganar el referéndum griego para el Pueblo Trabajador, no solo va a tener repercusión en ese país, va a tener una profunda repercusión en todos los estados del sur de Europa.


Es una tarea internacionalista de gran importancia aportar todo lo que esté a nuestro alcance, para que esa batalla política de trascendental importancia se salde a favor de los intereses del Pueblo Trabajador.


Izquierda Castellana.

 

Castilla a 2 de noviembre de 2011

 

Comparte este artículo: