Los profesores españoles trabajan más horas que la media de la OCDE

Comparte este artículo:

Publicado en Expansión: Los profesores españoles trabajan más horas que la media de la OCDE

Se acaba de presentar el informe de la OCDE “Panorama de la Educación 2011”. Los datos publicados dan fuerza al manifiesto de los sindicatos nacionales de enseñanza contra los últimos ajustes del Gobierno.

[foto de la noticia]

“Los estudiantes y profesores españoles dedican más tiempo lectivo que la media de la OCDE y la UE”. Esta ha sido una de las declaraciones más comentadas esta mañana durante la presentación del último informe de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico “Panorama de la Educación 2011”.

Y es que desde hace unas semanas, el aumento de las horas lectivas, los recortes de plantilla de profesores interinos y la dificultad de desdoblar clases y cumplir con las tutorías enfrenta a los docentes con las consejerías de las comunidades autónomas de Madrid, Galicia, Navarra, Castilla-La Mancha, Cataluña y Andalucía, entre otras.

Según este estudio, el número total de horas de clase obligatorias para los alumnos de primaria y secundaria es mayor que la media de la OCDE y la UE, en concreto, 126 horas más en primaria que la OCDE y 129 más que en la UE., y 148 horas más en secundaria que la OCDE y 153 más que en la UE.

En España la media de alumnos por clase en los centros públicos, 19´8%, es más baja que la de la OCDE que asciende al 21´4 y la UE que es del 20 por ciento. En los centros privados ocurre lo contrario, el 24´5 frente al 20´5 de la OCDE y el 19´0 de la UE.

Finalmente, las horas netas de clase del profesorado español supera a la media de la OCDE y de la UE, tanto en primaria como en secundaria.

Los mejores ‘educadores’ junto a Corea
El secretario de Estado de Educación y Formación Profesional, Mario Bedera, también ha destacado esta mañana el gran avance educativo de nuestro país en estos últimos 50 años.

En España se han reducido muy notablemente las diferencias de partida respecto a la OCDE, que eran muy elevadas hace algunas décadas, siendo el país que ha experimentado una mejoría más notable después de Corea. Además, el estudio evidencia que el beneficio de invertir en educación es muy elevado tanto para los individuos como para la sociedad.

El porcentaje de población española que nació en los años 30 y 40 titulada en educación secundaria superior era del 10% en 1997. En el año 2009, el 64 % de la que podríamos llamar generación de la democracia, es decir los que tienen ahora entre 25 y 34 años, alcanza dicha titulación en secundaria superior.

Ahora, aunque estemos por debajo del promedio de la OCDE, el crecimiento en el número de titulados en esta etapa ha sido muy notable, al igual que el producido en las titulaciones de los jóvenes que siguen Bachillerato y Formación Profesional. Ha mejorado también el número de técnicos superiores, mientras que permanece estable el de titulados universitarios. Nos hemos aproximado así en la formación superior española a los modelos educativos de Alemania o Japón.

En este sentido, el informe pone de manifiesto el aumento de titulados en Educación Superior en los últimos 50 años en España, ya que hemos pasado del 10 por ciento en 1997 a prácticamente el 40% en 2009. En los últimos 10 años el porcentaje de población adulta con estudios superiores a los obligatorios ha pasado del 35 por ciento en 1999 al 52 por ciento en 2009. Otros datos que avalan este progreso son los titulados en Bachillerato y FP que a mitad de los años 90 era de un 62 por ciento hasta alcanzar un 74 por ciento en 2009.

Por cada euro invertido, ganamos 3,9
Desde el punto de vista económico y social, la inversión en educación genera importantes beneficios económicos en todos los países de la OCDE. En España por cada euro que se invierte en Educación Secundaria Superior se obtienen 3,9 euros, cifra similar a la OCDE. A más titulación menos desempleo, a más titulación más salario y a más titulación mayor rentabilidad pública y privada.

Según nos muestra el informe, las tasas de desempleo de los españoles con estudios inferiores al Bachillerato o ciclos formativos de Grado Medio es del 21´9 por ciento (13´5 en la OCDE y 11´5 en la UE) mientras que los que tienen estudios universitarios o estudios superiores es del 9 por ciento.

También está asociado el salario al nivel educativo que se alcanza. El de un titulado de Educación Terciaria es un 41 por ciento más elevado que el de un titulado en Educación Secundaria (en la OCDE es un 53 por ciento). Y un 63 por ciento más de media que un graduado que ha alcanzado una titulación en la primera etapa de Educación Secundaria o inferior (en la OCDE un 76 por ciento). En España las diferencias salariales son ligeramente inferiores al promedio de la OCDE, es decir, en niveles similares a Francia, Finlandia, Japón, Bélgica, Australia y Canadá. España se encuentra en este sentido dentro del grupo de países más equitativos.

El gasto en educación por alumno: España gasta por alumno un 29 por ciento de su PIB per cápita. Se sitúa 2 puntos por encima de la OCDE y 3 por encima de la UE.

Comparte este artículo: