Los profesores elevan el pulso  

Comparte este artículo:

Publicado en el País : Los profesores elevan el pulso

El lema ya está decidido: “La educación no es gasto, es inversión”. El calendario de movilizaciones está encima de la mesa. Los sindicatos mayoritarios de la enseñanza pública se reunirán con profesores y padres, informarán a las puertas de los centros, recogerán firmas y se concentrarán frente a la Consejería de Educación con una sonora pitada mañana miércoles. El primer objetivo es conseguir movilizar al sector para que responda a la convocatoria de huelga prevista el 14 de septiembre en los institutos de la región. Pero no quieren quedarse ahí.

El principal objetivo de la movilización es conseguir que la Comunidad de Madrid retire las instrucciones de inicio de curso que aumentan las horas lectivas de 18 a 20 y que suponen prescindir de miles de interinos, según el cálculo de los sindicatos. La Consejería de Educación ya ha dicho que no hay marcha atrás: las instrucciones se quedan como están. Los sindicatos responden que, entonces, la guerra se alarga.

Protestas de profesores contra los recortes

“Esto no es un fenómeno puntual que acaba el día 14”, advirtió Paco García, responsable de Educación de CC OO en Madrid. García compareció ayer con los portavoces de los otros cuatro sindicatos mayoritarios de enseñanza (Anpe, CSIF, UGT y STEM) para informar de sus propuestas para los próximos días. Y anunció que, si la Comunidad no se retracta, consultarán al profesorado para convocar “más movilizaciones y más huelgas” durante todo el primer trimestre del nuevo curso. Durante toda esta semana han programado debates “para llevar a los centros la implicación en las acciones y el respaldo a posibles propuestas de huelga”. Ayer enviaron un correo electrónico a los profesores en el que se les pregunta cómo creen que los recortes anunciados por la Comunidad afectarán al desempeño de su trabajo, qué acciones proponen y cuáles estarían dispuestos a secundar.

La consejera de Educación y Empleo, Lucía Figar, pidió ayer de nuevo a los docentes que “sean responsables para no acudir a la huelga”. Figar recordó en una entrevista en Onda Cero que otros paros convocados en el sector “no han tenido demasiada incidencia” y garantizó que “todos los institutos abrirán” porque se fijarán unos servicios mínimos en los centros.

Las instrucciones de inicio de curso aprobadas el pasado julio suponen dejar fuera de los institutos madrileños a más de 3.000 docentes interinos (sin plaza), según estimaciones de los sindicatos. La Consejería de Educación, que no ofrece un dato concreto, asegura que la cifra debe de ser menor porque el curso pasado solo se contrató a 1.700.

Sindicatos, docentes e inspectores alertan desde el verano de que el recorte tendrá consecuencias en la calidad de la enseñanza pública porque supondrá, entre otros perjuicios, menos tiempo para preparar las clases, conllevará la pérdida de recursos para la orientación educativa e impedirá dividir a los alumnos de una clase en dos grupos en las materias de inglés o lengua, los llamados desdobles.

Los sindicatos docentes reclamaron ayer a la presidenta Esperanza Aguirre una rectificación pública por las “mentiras” y “falsedades” vertidas sobre el colectivo. Aguirre dijo la semana pasada, al ser preguntada por el conflicto, que la mayoría de los madrileños “trabaja más de 20 horas”. Obvió que la jornada semanal de un profesor asciende a 37,5 horas, igual que la de cualquier funcionario. La presidenta se disculpó un día después desde su cuenta de Twitter. Los sindicatos exigen que rectifique en el mismo lugar en el que se pronunció la primera vez: en la comparecencia pública que sigue cada jueves a la reunión del Consejo de Gobierno.

Carta de la presidenta con faltas de ortografía

“Queridos Profesores de Educación de la Comunidad de Madrid”. Así, con casi todas las palabras en mayúsculas, empieza la carta que la presidenta Esperanza Aguirre envió junto con la nómina de agosto a los profesores de instituto de la región. La misiva pretendía explicar los motivos de los recortes, pero quedará en el recuerdo como la carta en la que la presidenta se dirigió a los docentes con faltas de ortografía. Incluye hasta cuatro veces la palabra “más” sin tilde. Tampoco la llevan los tiempos verbales “está” o “irá”. Una profesora de lengua y literatura llevó la carta con correcciones en rojo al encierro que protagonizan otros docentes en una de las sedes de la consejería. Uno de ellos, según explicaban ayer, le hizo una foto y la subió a las redes sociales, donde el asunto se convirtió en tema de debate desde el domingo por la tarde. Hubo reproches por la ausencia de tildes y también al considerar que la carta estaba “mal argumentada”, hacía un “uso excesivo de mayúsculas” y no resulta “convincente”. Aguirre fundamentaba los recortes anunciados en la “situación crítica por la que atraviesa nuestro país” donde “los comercios cierran, las empresas despiden, los jóvenes van a engrosar las listas del paro…”. Los docentes respondían en el margen de la hoja con una crítica sobre las consecuencias de la reducción de interinos: “A peor educación, más paro”.

Elpais.com se hizo eco ayer por la mañana de la denuncia de los docentes. Se convirtió rápidamente en la noticia más leída de la web. Un portavoz de la Consejería de Presidencia llamó entonces para decir que “la única carta oficial” reconocida desde la Comunidad de Madrid era la que se publicó en distintos medios de comunicación el 30 de agosto, entre ellos EL PAÍS. Esa carta llevaba sello de registro y no tenía tantas faltas de ortografía, aunque sí exceso de mayúsculas. Después de que este periódico confirmara que al menos cuatro profesores recibieron la carta mal escrita, el portavoz indicó que la Comunidad “desconocía” el origen del texto con faltas y no supo precisar por qué había dos versiones diferentes. Algunos profesores se grabaron incluso abriendo la nómina con la carta llena de errores y colgaron el vídeo en YouTube.

Calendario de movilizaciones

– Hoy, asambleas de zona para “tomar decisiones” y convocatoria de consejos escolares y claustros para recoger firmas.

– Mañana 7 de septiembre, los sindicatos irán a la consejería a “exigir” que les reciba Lucía Figar. A las 18.00, han convocado una concentración “sonada” frente a la sede de Educación.

– El jueves 8 habrá “puesta en común” entre los representantes de las cinco zonas educativas en una asamblea que se repetirá el 13 de septiembre.

– El lunes 12 convocan a los docentes a ir “con la camiseta verde por la escuela pública” a los centros de Primaria en su primer día de clase.

– El día 14 hay convocada una huelga que coincide con el primer día de clase en los institutos.

Comparte este artículo: