Por favor, que no nos ayuden.

Comparte este artículo:

El capital financiero no tiene límites en su voracidad, en su actividad depredadora.

Primero han vampirizado, hasta secarlo, al sector público, para poder mantener su juerga particular, de tal forma que una parte muy sustancial de los presupuestos de los Estados van directamente a la banca, en el caso del Estado Español el 20%.

El siguiente paso fue formalizar de una manera generalizada esa vampirización hacia los Pueblos trabajadores directamente, ese y no otro es el objetivo de las reformas estructurales puestas en marcha en Grecia, España, Portugal…

El tercer movimiento tiene como objetivo liquidar los restos de soberanía económica que les quedaba a los países miembros de la UE, en eso es en lo que andan actualmente en el caso de Irlanda.

IzCa

Castilla a 18 de noviembre de 2010

Comparte este artículo: