Manipular y criminalizar, estilo favorito de El País.

Comparte este artículo:

MANIPULAR Y CRIMINALIZAR, ESTILO FAVORITO DE EL PAÍS.

 

En un amplio artículo firmado por José Luis Barbería y publicado en El País del domingo 16 de enero se incluye el siguiente párrafo que reproducimos textualmente:

 

Sus finos abogados no pueden ignorar que el Tribunal Constitucional ha establecido que al brazo político de ETA no le basta con la condena genérica de la violencia -ya lo hicieron en 2009 cuando concurrieron a las elecciones europeas bajo el paraguas legal de Izquierda Castellana- y que precisa de “contraindicios”, de pronunciamientos claros, explícitos, contundentes. ¿Están en condiciones de hacerlo después de haber saludado en términos tan efusivos el texto de ETA, apenas medio folio de retórica ramplona, que ni siquiera cubre el acuerdo de establecer una tregua unilateral, permanente y verificable por la comunidad internacional suscrita por Batasuna en Gernika?

 

El autor del artículo tiene que ser conocedor de que lo que dice en el citado párrafo no se corresponde con la verdad.

Izquierda Castellana no fue paraguas legal en las pasadas elecciones europeas de nadie. Izquierda Castellana, junto con otras fuerzas de izquierdas de los Países Catalanes; de Galicia; de Canarias; de Aragón; … así como con organizaciones de ámbito estatal solidarias, impulsó la candidatura Iniciativa Internacionalista que el Tribunal Constitucional Español, a pesar de todos los intentos por impedirlo desde el Gobierno y particularmente desde el Ministerio del Interior, declaró plenamente legal. Lo cual por cierto no impidió que el titular de dicho ministerio siguiera criminalizando a nuestra candidatura en una clara demostración de falta de acatamiento de una sentencia judicial de tan alto Tribunal. Eso hacen cuando no les resultan favorables.

 

Para esa candidatura, Iniciativa Internacionalista- La Solidaridad entre los Pueblos, la Izquierda Abertzale solicitó el voto, tal como hicieron otras muchas fuerzas políticas a lo largo y ancho del Estado Español.

Es evidente que al Señor Rubalcaba y al periódico que le sustenta en este momento, les sigue escociendo la victoria democrática que supuso la legalización de II-SP.

 

En cualquier caso el incluir a Iz.Ca., en el artículo en cuestión, nos parece que sólo se puede interpretar en un doble sentido, retomar la campaña de criminalización hacia nuestra organización y tener activado el clima en el que en un momento dado se pueda retomar el proceso de ilegalización de la Izquierda Castellana, tal como ya se intentó en el pasado.

El Estado pretende neutralizar a todas aquellas opciones políticas y sociales, cuantitativamente mayores o menores, pero que se caracterizan por una cualidad, la apuesta estratégica coherente por un cambio de modelo político y económico, que cada día es sentido por más amplios sectores de la sociedad. Y ello hecho desde parámetros de total convicción, pero también de pleno realismo en cada paso a dar. Esta es la finalidad última de los ataques a Iz.Ca., tal como ocurre también con otras organizaciones, ello tiene una especialísima importancia para el Estado en estos momentos de gravísima crisis económica, social y política.

 

Por lo demás el artículo de Barbería no tiene desperdicio, como ejercicio de cinismo y con una absoluta incoherencia intelectual.

La tesis básica que mantiene el citado escrito, es que ETA tiene la expectativa de que el Gobierno va a impedir la legalización de el nuevo partido de la Izquierda Abertzale, no va hacer nada por mejorar la situación de los presos y no va a dar ningún paso en la solución democrática del llamado conflicto vasco; y en la medida en que esto ocurra así, ETA, se reafirmará en la imposibilidad de avanzar por vías exclusivamente políticas, tratando de arrastrar de nuevo a las bases de Batasuna y desacreditando a las gentes que vienen apostando por vías políticas y democráticas para dar pasos reales en la solución del conflicto.

 

Si la cuestión es así de simple, ¿no sería la deducción lógica de cualquier analista serio, de que lo que hay que hacer es quitarle la razón a ETA?, y por tanto demostrar que el actual Estado Español tiene la fortaleza política y democrática suficiente para legalizar y permitir que se presente a las próximas elecciones municipales una fuerza que representa a un sector más que significativo del Pueblo Vasco, que así mismo es capaz de cambiar una política penitenciaria de guerra o aportar iniciativas capaces de desbloquear el conflicto…

 

Quizás ni el autor del artículo, ni su periódico, ni el ministro del interior, ni tan siquiera el conjunto del Gobierno tengan ya capacidad para conseguir que desde el Estado se impulse movimiento alguno de carácter político y democrático constructivo, dada su cada vez mayor entrega a la derecha neofranquista y al capitalismo especulativo autóctono e internacional.

Si el autor del artículo, José Luis Barbería, tuviera un mínimo de coherencia intelectual, se daría cuenta de que con sus posicionamientos al final le esta dando la razón a lo que el mismo presupone que son las tesis de ETA, lo cual no deja de ser una curiosa paradoja.

 

 

Luis Ocampo, representante legal de Iz.Ca.

 

 

Articulo citado de José Luis Barbería publicado en El País el 16 de enero de 2011

 

Castilla a 16 de enero de 2011

Comparte este artículo: