La obsesión venezolana del Grupo PRISA y la derechona española

Comparte este artículo:

 

Desde la llegada de Hugo Chavez y de su proyecto bolivariano al poder en Venezuela, una de las obsesiones más compulsivas de la derecha española y del Grupo PRISA es su derrocamiento, lo cual no deja de ser curioso porque Chavez ha tenido y tiene un trato exquisito hacia los intereses del gran capital español en Venezuela, que incluye una actitud que podríamos definir incluso de favor con las grandes multinacionales de matriz española en la zona: Sector financiero, sector energético, telecomunicaciones, etc.

¿Entonces cual es el problema de fondo? El problema de fondo es que el bloque dominante español y sus grupos mediáticos, incluyendo al Grupo PRISA, renunciando a un mínimo de dignidad y estima por la propia soberanía del Estado Español, que objetivamente le llevaría, si tuvieran el mínimo sentido patriótico e inteligencia política, a dar su apoyo al desarrollo de un proyecto de unidad latinoamericana tal como el que está en marcha, apuestan absolutamente por el proyecto del imperialismo yanki hacia esa región del mundo, subordinando todo, absolutamente todo, al servicio de ese proyecto imperial y además en sus versiones más reaccionarias.

Venezuela es un eslabón fundamental en el impulso de ese proyecto autónomo latinoamericano, cuyo motor inicial esta en Cuba, pero en el que Venezuela supone el segundo eslabón necesario para conexionar la incorporación a ese proyecto de otros países de la región.

Y esto es así desde un punto de vista histórico, Chavez accedió al poder en un momento clave, desde el punto de vista geográfico, político y económico.

Sin las aportaciones de Cuba y Venezuela hoy no sería posible el proceso en marcha en Latinoamerica.

Ese proceso de construcción de la unidad latinoamericana, además sobre bases progresistas, se hace por supuesto confrontando con el proyecto imperialista yanki, porque el proyecto yanqui supone entre otras cosas eliminar la soberanía de los Pueblos de Latinoamerica.

Cualquier bloque dominante ”normal”, en Francia o en Alemania, por poner dos ejemplos, estaría encantados con que se estructurara económica, política y socialmente una región en el mundo con cientos de millones de personas con una unidad lingüística y en muy buena medida cultural, similar a ese bloque dominante correspondiente. Pero el bloque dominante español no, demostrando una vez más sus taras, su estupidez, su prepotencia y su servidumbre al amo principal, ”el complejo de tejanos”, hace todo lo que puede para destrozar el avance de ese proyecto incluyendo el apoyo explícito o vergonzante a los golpes de Estado dirigidos a liquidar tal proyecto: Venezuela, Honduras, Ecuador.

El proyecto de unidad latinoamericana sobre bases progresistas va a seguir. Ese proyecto de una u otra forma va a triunfar, las hegemonías en su seno van variando y hoy por ejemplo el papel de Brasil es importantísimo. Una vez más el bloque dominante español quedará ante la historia como una pandilla de imbéciles incompetentes y vendepatrias.

Luis Ocampo, IzCa.

Castilla a 7 de octubre de 2010

 

Comparte este artículo: