Otros 700 mil millones de dólares para que siga la juerga

Comparte este artículo:

La administración Bush, defensora a ultranza del libre mercado y de las privatizaciones, ha invertido ya mas de un billón de dólares del erario público para ”salvar” a diversas entidades financieras y aseguradoras de la quiebra, pero ello no ha sido suficiente y están decididos a impulsar un nuevo plan estrella, con un coste inicial evaluado en otros 700 mil millones de dólares, cuyo objetivo principal sería la compra de ”productos financieros basura” ahora en posesión de la banca privada, todo ello de nuevo a costa del erario público, es decir a costa de los contribuyentes.

Toda esta transferencia impresionante de recursos públicos a manos privadas tiene una única finalidad, que la juerga del capitalismo neoliberal pueda durar otra temporadita, no parece que ésta vaya a ser muy larga, seguramente se contará por días o a lo sumo por semanas, porque la crisis del modelo capitalista neoliberal, es tan brutal, ha creado un agujero negro de tales dimensiones y ha generado una dinámica tan fuera de control, que estas inyecciones, son como tratar con antitérmicos a una gangrena infecciosa, solo conseguirás bajar la fiebre temporalmente.

La deuda pública de los EE.UU, el endeudamiento de la administración federal es actualmente de 9,6 billones de dolares, lo que supone un 66,3% del producto interior bruto.

Las aportaciones del tesoro publico para salvar los negocios financieros privados, supondrán entre un 10 y un 12% mas del P.I.B., con lo cual el endeudamiento federal se disparará hasta cerca del 80% del P.I.B. Para evitar esta situación la administración Bush, emulando a las entidades que ahora trata de salvar, va a poner en marcha una ”contabilidad creativa”, de tal forma que ese dinero no aparezca como gasto sino como inversión.

En cualquier caso y como los milagros en la vida económica real no existen, ese dinero lo tendrán que sacar de algún sitio y solo se nos ocurren estas alternativas:

  • Aumentar la emisión de billetes, sin respaldo económico real.

  • Emitir más deuda pública, que teniendo en cuenta la falta de liquidez general en EE.UU., solo podrá ser adquirida por inversores externos, que ya poseen más del 50% del total de la deuda pública yanki.

  • Recortes presupuestarios, especialmente en partidas de carácter social.

  • Intensificación de la militarización de la crisis económica.

En síntesis repercutir sobre el pueblo trabajador los desmanes de los millonarios y especuladores, para que éstos puedan seguir siéndolo a costa de de un mayor empobrecimiento de la mayoría.

No es de extrañar que en EE.UU hayan empezado a organizarse manifestaciones en centenares de localidades para oponerse a esta salida de la crisis..

Cuando las barbas de tu vecino veas cortar, ponte las tuyas a remojar.

A Zapatero le ha faltado el tiempo para invitar a Rajoy a confeccionar un plan, inspirado en el modelo norteamericano, para afrontar la crisis.

No se lo vamos a permitir, que la crisis capitalista la paguen los capitalistas que la han generado.

La actual crisis nos esta demostrando diversas cuestiones: una primera es el fracaso total del modelo neoliberal y de sus dogmas. La segunda es la total inconsistencia teórica y doctrinal de los gurús de ese sistema, entre ellos el del que el libre mercado resuelve todas las cosas por sí mismo; en cuanto se encienden las luces rojas, los ultraliberales, se convierten en los mayores defensores del intervencionismo estatal. Una tercera cuestión es la de la importancia del sistema bancario como fuente de crédito para el funcionamiento regular de la economía. Una cuarta es que los responsables del desastre no solo no tienen la intención de corregir su linea de acción, sino que con la colaboración de los gobiernos capitalistas, están dando un paso más adelante en su profundización.

Los medios de comunicación, juegan a veces con el término nacionalización de esta o aquella entidad bancaria, cuando se refieren a alguna intervención de los gobiernos en esas instituciones, especialmente en EE.UU o el Reino Unido. Esas intervenciones nada tienen que ver con una auténtico proceso de nacionalización, lo que están haciendo los bancos centrales y los gobiernos de los grandes países capitalistas es asumir las pérdidas privadas de entidades privadas a cargo del erario público, pero por supuesto sin nacionalizar esas entidades.

Nacionalizar una entidad financiera, es hacer que su propiedad pase al sector público de la economía, es decir que pase a ser propiedad del Estado correspondiente.

Como decíamos en esta crisis, se está demostrando entre otras cosas la importancia del sector financiero para el funcionamiento global de la economía, no parece lógico que algo de lo que al fin y al cabo dependemos tod@s, esté en las manos de unas pocas familias, es por ello que hoy se hace más evidente que nunca la necesidad de llevar a cabo una auténtica nacionalización de la banca.

El sistema financiero debe de pertenecer de una forma claramente hegemónica al sector publico de la economía, ese es un paso imprescindible para su racionalización.

En el Estado Español, las consecuencias de la autentica crisis económica autóctona no han hecho más que empezar, esta, está cociéndose y sus consecuencias se notarán en toda su intensidad y extensión a partir del 2009. De momento lo que fundamentalmente estamos notando es la combinación de la llegada de las consecuencias de la crisis económica de los EE.UU. y de los inicios de la propia crisis económica española.

No podemos permitir que el coste de la crisis recaiga sobre las trabajadoras y trabajadores. En esta ocasión tenemos una clara ventaja sobre el enemigo, conocemos lo que va a pasar y las líneas generales que el bloque dominante español pretende aplicar para salvar la situación desde la perspectiva de sus intereses.

En esta ocasión estamos en condiciones de poder construir la suficiente Unidad Popular para hacerles frente; y si somos socialmente responsables y evitamos los protagonismos estériles, podemos derrotarlos.

No perdamos una ocasión excepcional para infringirles esa derrota y conseguir una victoria para el movimiento popular.

Junt@s podemos.

Luis Ocampo, IzCa.

Castilla a 29 de septiembre de 2008

 

Comparte este artículo: