Mujeres bajo el régimen franquista, olvidadas.

Comparte este artículo:

Desde la dictadura franquista hubo un sector que fue doblemente olvidado, el de la mujer, la gran desterrada y silenciada. “La mujer debía renunciar a lo que fue, y a lo que pudo haber sido”.

Iglesia y Sección Femenina, entre otras instituciones, “reeducaron” a la mujer indicando que su lugar únicamente estaba en casa, ella sería: “ángel del hogar” , “descanso del guerrero”, “la perfecta casada”. Algunos de los máximos represores e ideólogos fueron el sacerdote García Frijá y Pilar Primo de Rivera, Iglesia y Sección Femenina respectivamente, ambos en contínua colaboración para dejar constancia, entre otras aberraciones que, como aquél decía : las presas eran “escoria”, y eso significaba “mierda”.

Aún así, hubo muchas mujeres que no se sometieron y siguieron luchando, pero su papel ha sido condenado al olvido. Escaso ha sido el trabajo por recordar la lucha de la mujer contra el fascismo, en La voz dormida, de Dulce Chacón, podemos ver el intento de ésta por reunir testimonios orales sobre la historia de esas mujeres oprimidias y olvidadas.

Por todas las mujeres antifascistas debemos recordar las palabras de Julia Conesa en la cárcel de Ventas el día de su fusilamiento: Que mi nombre nos se borre de la historia.

( Basado en el texto de Dulce Chacón: La mujer y la construcción del olvido).

 

Comparte este artículo: