La lucha es el camino. La unidad popular el medio. El cambio de sistema el objetivo

Comparte este artículo:

Este movimiento, amplio y diverso, tiene algunas señas de identidad que le hacen especialmente interesante desde el punto de vista ideológico y político; y útil desde el punto de vista social.

La primera seña de identidad es la combatividad, que ha quedado claramente demostrada en los últimos meses, muy particularmente en las jornadas de respuesta al asesinato del compañero Carlos. Y se ha vuelto a confirmar en las jornadas de lucha del fin de semana pasado.

La segunda seña de identidad es la apuesta por la construcción de “unidad popular”, sin sectarismos ideológicos que tantísimo daño han hecho históricamente a las lucha populares. En este movimiento popular que avanza en Madrid, hay libertarios, comunistas, socialistas revolucionarios, autónomos y por supuestos comuner@s del siglo XXI .

La tercera seña de identidad es el sentido de la responsabilidad. La gente sale a la calle para construir movimiento y conciencia social, no a buscar enfrentamientos o a generar incidentes, tal como quedó demostrado en la manifestación contra “la represión y el fascismo” del sábado 1 de marzo.

Pero si el Gobierno protege a los nazis con sus fuerzas policiales e impide que se exprese el movimiento antifascista, obviamente es ese Gobierno el que esta provocando esos incidentes, porque desde luego desde el movimiento popular no vamos a renunciar al legítimo derecho de manifestación. Al derecho de resistencia frente al avance del fascismo, lo diga la Delegada del Gobierno en Madrid o el Papa de Roma.

La cuarta seña de identidad es el antifascismo y el antiimperialismo. Y de una forma progresiva la comprensión de que Madrid es una parte de Castilla. De que Castilla tiene una identidad propia con una rica historia revolucionaria, y forma parte del conjunto de naciones negadas por el proyecto nacional español y oprimidas por su Estado.

La quinta seña de identidad es el internacionalismo. Pero no un internacionalismo abstracto y lejano, sino un internacionalismo basado en la solidaridad con las luchas que al Estado Español más le duelen, especialmente la solidaridad con el Pueblo Trabajador Vasco.

Falta por avanzar mucho, pero algo se mueve en una sexta seña de identidad, absolutamente necesaria para conformar un auténtico movimiento popular revolucionario, la lucha contra la dominación-explotación de género, la lucha contra el Sistema Patriarcal.

Todo este conjunto de rasgos es el que hacen muy esperanzador para el conjunto del Pueblo Trabajador Castellano al movimiento popular en Madrid.

A su vez estos rasgos le hacen extremadamente peligroso para los intereses del Poder Constituído, de ahí las continúas campañas de criminalización que ponen en marcha.

El sistema esta utilizando contra “el movimiento popular” una estrategia de manual, con los tres ejes claves clásicos: criminalización, aislamiento social y represión.

Criminalización de una forma brutal a través de los medios de comunicación para conseguir el mayor aislamiento social posible y así de esta manera que la represión les tenga el menor coste

Nuestra tarea consiste, en que desde posiciones de lucha coherentes conseguir impedir la criminalización y sobre todo el aislamiento social, para que la represión que ya han puesto en marcha y que probablemente se intensificará en los próximos tiempos, les tenga el mayor coste político y social.

Que la represión se vuelva contra ellos y en vez de suponer un paso atrás para el movimiento popular suponga un paso más adelante en la lucha por la transformación del sistema.

La actitud de los medios de comunicación ante las movilizaciones del fin de semana es muy elocuente de lo que decimos. Se han cansado de dar imágenes y manipular los hechos del viernes 29, a sabiendas de que ellos son los responsables últimos y principales de los incidentes ocurridos, pero no han sacado ni una sola nota de la manifestación del sábado día 1 de marzo, contra la represión, a pesar del importantísimo despliegue de “medios de comunicación” en ésta. Porque lo ocurrido, el desarrollo de ésta con toda normalidad, no les es útil para alimentar la imagen que quieren transmitir del movimiento popular, ni de la propia realidad social de Madrid.

Que mas de mil personas en una convocatoria hecha en poco más de 48 horas y casi exclusivamente a través de internet salgan a la calle a expresar su rechazo a la represión y al fascismo y su solidaridad con el Pueblo Vasco es inadmisible para el regimen. Ésta visión de la realidad no les gusta que sea conocida lo más mínimo por el conjunto de la sociedad.

Lo intentaron evitar por todos los medios, entre ellos prohibiendo la manifestación, después de diversas sugerencias sobre el recorrido hechas desde la propia Delegacion del Gobierno con lo que implícitamente daban a entender que la manifestación sería autorizada, en una nueva maniobra de intento de engaño al movimiento antifascista. Pero finalmente el Tribunal Superior de Madrid ante el recurso presentado, dio la razón a los convocantes, por primera vez; y sobre todo ante los argumentos absolutamente impresentables de la Delegación del Gobierno y de la Junta Electoral Provincial de Madrid.

Acabamos tal como iniciábamos este articulo: La lucha es el camino, la unidad popular el medio y el cambio de sistema el objetivo.

Castilla a 3 de marzo de 2008
Izquierda Castellana.

 

 

Comparte este artículo: